1 de septiembre de 2014


Hasta no hace mucho creía,
que nunca me llevaría bien con mi vida,
en el momento donde peor nos llevábamos,
no solo por que nada salía bien,
si no que además todo empeoraba,
apareciste vos.

Vos fuiste el nexo entre mi vida y yo,
ninguno de los dos nunca antes había pedido ayuda,
pero ambos te necesitábamos,
ella para que cambies su imagen,
y yo para que me ames.

y sin ninguna obligación cumpliste con tu trabajo,
cambiaste la vida mía, pues ya no es la misma,
es diferente contigo si que vale la pena vivirla.

y a mi me amaste,
como nadie antes me había amado,
y por el solo echo de tenerte,
me siento el hombre mas afortunado.

mi vida y yo,
hasta conocerte a ti no nos llevábamos bien,
yo pensaba que mi vida era un desperdicio,
sin saber que ella de mi pensaba lo mismo.

pero ya no podremos pensar igual,
por que desperdicio es todo aquello que no tiene valor,
y mi vida y yo... te tenemos a vos
Anónimo


Como olvidarte
Y ahora...
como se hace para olvidarte,
como hago para borrarte de mi vida,
si esta noche con la luna de único testigo de esta despedida,
ni siquiera puedo dejar de mirarte.

Y aun no se si soy yo,
el culpable de esta despedida,
aun espero una razón,, esa razón,
que me obligue a decir adiós.

Es imposible imaginar un futuro sin ti,
nuestros mejores recuerdos,
de pronto se transforman,
en tan solo una perdida de tiempo.

No me pidas que me valla,
si tu lo deseas puedes dejarme solo,
antes te pido un ultimo favor, que es que me digas que ya no me amas,
pero esta vez dilo mirándome a los ojos.
Anónimo


Quisiera ser el viento en tus manos
la suave brisa en tus cabellos.
la fuerza de los fuegos tempranos.
la luna clara en tus destellos.

Quisiera ser esa paloma.
Que vuela a tu lado revoltosa.
Mimosa de amor juguetona.
Sabiéndose por ti deseosa.

No sé si me amas!, o si te amo?
No sé si te amo, o te deseo?
No sé casi nada y lo sé todo
Y en ese todo, me enredo.

Me estás envolviendo a tu cariño,
como el regalo al papel del envoltorio.
Envuelta del sentir en blanco armiño,
mi deseo se torna en retoño.

Parte de mi vida ya es tu vida
y tú vida sigue siendo solo tuya.
Me amas, me tomas y me olvidas,
y yo te entrego todo en aleluya.

Mi pensamiento vuela hacia tu lado,
y me quedo preñada de tu encanto.
Guardando este sentir tan abrigado,
del amor y el saber, sin saber tanto.

y escucho de tus paso melodías,
concierto de suspiros sin sonidos.
Palabras que se hablan, alegrías.
Al saber de tú deseos, aun dormidos.
Anónimo


Y tus manos me labran la ternura
con caricias que logran atraparme.
Me seduces llegando a la locura,
y me abrazas logrando intimidarme.

Entre besos me colmas de dulzura
recorriendo mí ser en toda parte.
Y me vistes de sueños sin cordura
llevando mi sentir sin más aparte.

Me llenas de plegarias y de ruegos.
Con besos vas dibujando el sendero.
Apresada a tu labia sin reniegos.

Soy esclava a tu verso romancero.
Y la mano que te ofrece aun en ruegos.
Que le ames sin limitar en los juegos.
Anónimo