20 de noviembre de 2014

Hoy te he vuelto a ver

Hoy te he vuelto a ver,
como tantas otras veces,
hoy te he vuelto a ver
y mi alma se estremece.

Me encuentro entre tus brazos,
y me siento protegida,
no hay temor que me invada
si estoy contigo mi vida.

Y es tanto el amor que tengo
que no quisiera perderte,
porque no encontraría la luz
si mis ojos no pueden verte.

Y es que luego de venir
de tantas guerras perdidas,
nunca pensé poder encontrar
a quién pudiera cambiar mi vida.

Y es por eso que te pido,
que estés siempre a mi lado
y que nunca me dejes de amar,
porque yo te vivo amando.

19 de noviembre de 2014

            
Cuando la vida se acaba

Después de andar gran parte del camino 
                  bebiéndose la vida hora a hora, 
                    vacía casi ya su cantimplora 
              aunque sediento avanza el peregrino, 

                e intuye que  se acerca  su destino. 
                Y tras de una jornada agotadora, 
            con fe y esperanzado al cielo implora 
              que le muestre con su poder divino, 

                  si la luz se ocultare, su sendero. 
                Y como en maratón hace el atleta 
                en los brazos del ímpetu  postrero 

                  alcance con honor  al fin la meta, 
                  tranquilo, sin temer lo venidero 
                    con el alma de júbilo repleta.

10 de noviembre de 2014

No tengo respuestas

No tengo respuestas para tus dudas o
temores, pero puedo escucharte y
buscarlas junto a ti.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro
pero cuando me necesites, estaré allí.
No puedo evitar que tropieces solamente
puedo ofrecerte mi mano para que te
sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tu triunfo y tus éxitos
no son míos pero los disfruto
sinceramente contigo.
Cuando te veo feliz no juzgo las decisiones
que tomas en la vida me limito a apoyarte
y a ayudarte si me lo pides.
No puedo impedir que te alejes de mí pero
si puedo desearte lo mejor y esperar a que
vuelvas.
No puedo evitar tus sufrimientos cuando
alguna pena te parte el corazón, pero
puedo llorar contigo y recoger los pedazos
para armarlo de nuevo.
No puedo decirte quién eres ni quién
deberías ser.
Solamente puedo quererte como eres y
ser tu amiga.

1 de noviembre de 2014

Quisiera poder  expresarte

Hay ocasiones en que quisiera poder
expresarte con palabras lo que yo siento
por ti, pero soy tan torpe, que las palabras
se me escapan y no puedo dejarlas salir.
En mi garganta siento un nudo que me aprisiona,
son tantas las cosas que tengo guardadas y que
quisiera decir.
Busco entre las palabras más hermosas
y no encuentro ninguna lo suficientemente
buena para poderte decir todas las cosas bellas
que yo siento por ti.
¡Ay madre! si te lo pudiera decir.
Si trato de hacerte un verso, no lo puedo terminar,
y pienso ¿Cómo poderle a mi madre mi amor
demostrar? y la única forma que encuentro es darte
un beso de lo más profundo de mi pobre corazón ...
¡ay madre! si te lo pudiera decir....