26 de septiembre de 2014

Cielo y Mar

Siento.
Un torbellino en el pecho, que perturba el silencio y me obliga a extrañarte.
Siento, que estoy corriendo el riesgo de volverme a enamorar.
Después de tanto tiempo, de quererte y no quererte, de tenerte y no tenerte,
de huir un día y al otro regresar.
Justo en el momento que te pensaba olvidar,
Llegas con tanta ternura a robarme la paz.
Sin embargo no quiero, enamorarme no puedo,
por que tú eres el cielo y yo soy el mar.
Ya estoy comprendido mis insomnios de invierno
Se resiste el pensamiento, a enamorase de nuevo.
Sin embargo.
Si es el amor que está aquí. No lo dejes partir.
Ámame con tanta fuerza y con tanta locura,
que baje el cielo con su luna y se funda en un beso con las olas del mar.
Ámame y dame  motivos para volver a amar.
 Autor: Alicia Rivas

Cuando nace el amor

Cuando nace un amor también nacen las hadas;
unicornios, pegasos, entre sueños de aliento;
ilusiones grabadas en los besos de hormento
y emociones que abundan en gigantes bandadas.

Cuando nace un amor no hay pasiones vedadas
ni silencios escuetos, ni el hedor de un “lo siento”.
No hay palabras molestas ni caricias al viento,
ni amarguras, ni cuitas en las dulces miradas.

Cuando nace un amor se despliegan sonrisas
y se anuncian gallardas; sin retardos ni prisas,
esperanzas de ensueño con aromas de flores...

Y se llena el mañana con alegres colores
y se colma el ahora con promesas felices
cuando surge el amor de las almas nutrices
Anónimo 

25 de septiembre de 2014

poemas cortos no tengo dinero

Con poemas cortos
me enamoraste, y
con ellos me juraste
que para ti yo era
lo más importante.

Mientras duermo
sueño contigo,
pero solo lo hago
si dormir consigo.

El tiempo es sabio, sé
que te olvidaré, pero
creo que es imposible
si de tí me enamoré.

Escoge algún poema
corto para dedicar
así sabrá que para
tí, es especial.
 Anónimo 

pensando en ti

Estoy recostado en la
cama, pensándote todo
el tiempo escribiéndote
poemas cortos, sabes
que es mi pasatiempo.

Cada vez que te dedico
poemas cortos, se me
ocurren otros quinientos
es por eso que te digo
al dártelos, que eres la
razón de mis desvelos.

Poemas cortos para
dedicarlos, y con
mayor razón ahora
que se acerca una
linda ocasión.
 Anónimo