20 de octubre de 2014


Aún No Me Acostumbro...A Estar Sin Ti...
Hay Siempre Un Detalle...Que Te Trae A Mí.
El Escuchar Tu Nombre...O Qué Sé Yo.
Cualquier Pensamiento...Y Ahí Estas Tú.

Aún No Me Acostumbro...A Estar Sin Ti...
Especialmente...Cuando Voy A Dormir
La Cama Se Ve Tan Grande...Si Tú No Estás,
Y Duermo En El Lado Que Te Gustaba A Ti

Empezar Otra Vez...O Dejarse Morir.
No Hay Por Donde Escoger...
Cuando Pasa Algo Así,
Cuesta Tanto...Arrancar Los Recuerdos Hermosos,
Que Nos Invaden La Mente...
Cuando Nos Quedamos Tan Solos.

Parece Todo Un Sueño Lo Que Pasó...
Y Pensar Que Ayer...Estabas Aquí,
Y Hoy No Sé A Donde...Ni Con Quien Estas.
Anónimo 

10 de octubre de 2014


A la rosa más hermosa resulta
envidiable tu discreta belleza,
Pues color y fragancia completas
Ni una de ellas por sí sola completa.
Porque frescura, matiz y figura
Lo natural, atrevida y erguida,
Lo colosal, radiante y exquisita
Sólo tú chiquita linda lo tienes.
A la rosa más hermosa resulta
Ansiada tu esbelta silueta,
Pues figura e imagen completas
Ni una de ellas por sí sola completa.
Porque sutil y delicada belleza,
Valiente, osada y audaz,
Espléndida, airosa y potente
Sólo tú chiquita linda la tienes.
A la rosa más hermosa resulta
Codiciada tu feliz existencia,
Pues larga y dichosa vida conllevas
Que ni una de ellas por sí sola completa.
Porque fuerte y vigorosa experiencia,
Veloz, arriesgada y dichosa,
Tenaz, vibrante y golosa
Sólo tú chiquita linda la tienes.
A la rosa más hermosa resulta
Apetecible tu grata presencia,
Pues armonía y gracia demuestras
Que ni una de ellas por sí sola completa.
Porque estampa y fortaleza denotas,
Soltura, distinción y elegancia,
Garbo, gentileza y gallardía
Que sólo tú chiquita linda posees.

26 de septiembre de 2014

Cielo y Mar

Siento.
Un torbellino en el pecho, que perturba el silencio y me obliga a extrañarte.
Siento, que estoy corriendo el riesgo de volverme a enamorar.
Después de tanto tiempo, de quererte y no quererte, de tenerte y no tenerte,
de huir un día y al otro regresar.
Justo en el momento que te pensaba olvidar,
Llegas con tanta ternura a robarme la paz.
Sin embargo no quiero, enamorarme no puedo,
por que tú eres el cielo y yo soy el mar.
Ya estoy comprendido mis insomnios de invierno
Se resiste el pensamiento, a enamorase de nuevo.
Sin embargo.
Si es el amor que está aquí. No lo dejes partir.
Ámame con tanta fuerza y con tanta locura,
que baje el cielo con su luna y se funda en un beso con las olas del mar.
Ámame y dame  motivos para volver a amar.
 Autor: Alicia Rivas

Cuando nace el amor

Cuando nace un amor también nacen las hadas;
unicornios, pegasos, entre sueños de aliento;
ilusiones grabadas en los besos de hormento
y emociones que abundan en gigantes bandadas.

Cuando nace un amor no hay pasiones vedadas
ni silencios escuetos, ni el hedor de un “lo siento”.
No hay palabras molestas ni caricias al viento,
ni amarguras, ni cuitas en las dulces miradas.

Cuando nace un amor se despliegan sonrisas
y se anuncian gallardas; sin retardos ni prisas,
esperanzas de ensueño con aromas de flores...

Y se llena el mañana con alegres colores
y se colma el ahora con promesas felices
cuando surge el amor de las almas nutrices
Anónimo